miércoles, 21 de diciembre de 2011

desayuno con historia




...creo que eso es lo que tanto me gusta de los objetos, que todos por mas imperceptibles y cotidianos que sean guardan una historia. Hasta aquellos que integran nuestro desayuno pueden tener algo para contar:
- vieja cucharita favorita, seguramente traida de algún viaje que alguien hizo en avión (ya que en su dorso figura el logo de Aerolineas Argentinas. Origen Korea)
-té rojo que vino conmigo de Wanda, Misiones (elaborado por una familia del pueblo)
-individual de tela bordado a mano por alguna monjita de la congregación de las Hermanas Adoratrices, comprado en la fiesta de las colectividades de El Socorro del año pasado (...mmm que rica la paella que comí ese día)
- colador de té con forma de pava, que encontré casualmente esperando que me atiendan en un bazar

1 comentario:

Pili Moreno dijo...

Qué lindo desayuno, así dan ganas de empezar el día! :)